sábado, 21 de julio de 2012

Vamos a ser selectivos: Los objetivos y sus usos adecuados

Una vez que se te pasa la pájara de tener una maravillosa cámara reflex con su precioso pisapapeles (el 18-55) te das cuenta de que "necesitas" (lease ansias, deseas, codicias) otro objetivo.
Despues de pasarlo por el Alto Tribunal de Cuentas Familiares (lease en este caso, esposa o marido no aficionado a la fotografía) consigues el presupuesto adicional (que siempre conlleva contraprestaciones, no te olvides) para tu nuevo juguete.
Si es la primera vez que tienes unas cámara y no has leido mucho muchisimo, o tu amigable dependiente de fotografía te tomará el pelo de una manera insultantemente facil (para el, claro está)
Lo mas normal es que te ofrezcan un objetivo todoterreno... Un 18-200 o un 18-300 (locura focalistica completa) argumentandonos que nos servirá para todo...
MENTIRA, pero ademas de las gordas
Quizás a una persona que no quiera hacer fotos buenas, sino simples fotografías de vacaciones le sirva, pero si aspirais a fotografías esos momentos únicos que componen el día a día, necesitamos especializar nuestro equipo.
"Oh! Dios mio!! Hay tantas lentes y todas taaaaan bonitas, que no se cual comprar"
No os preocupeis, que para eso el Fotografo Inquieto os ha preparado una pequeña guia sobre las distintas clases de objetivos que hay, y para que sirve cada una.
Así que poneos cómodos y guardad vuestras VISAS, al menos durante un rato.
FOCALES FIJAS


 Como bien dice su nombre, los objetivos de focal fija son los que no pueden variarla… Es decir, su Distancia Focal es inamovible.
También se les conoce como Objetivos Antivagos, puesto que obligan al fotógrafo a moverse.

Los hay desde focales cortas, como los 8mm, 10mm, 12mm, 14 mm (que van genial para arquitectura, por el gran ángulo que abarcan).

Samyang 14mm, una joya a un precio mas que asequible

Los encontramos también de focales medias, 35mm o 50mm y 90mm (ideales para retratos).


Uno de los mejores objetivos que puedas echarte a la cara
Y por último, encontramos las focales largas, como podrían ser las de 200mm, 300mm y 500mm (usadas habitualmente para fotografía de naturaleza o robados cobardes)

Uno de los grandes... Canon 300mm f/2.8.


FOCALES VARIABLES

El contrapunto a los Objetivos Antivagos son los Objetivos PARA Vagos.
Esto es lo que se conoce como un "pisapapeles"
Son lentes que permiten variar el encuadre por distancia, dando lugar a que juguemos más sin tener que movernos.
El mayor beneficio es que son mas cómodos y baratos (habitualmente) que los de focal fija, pero la construcción es algo peor y si queremos una buena apertura (f/2,8 en todo el rango) tendremos que gastarnos pasta (pero pasta de verdad)




El rango que alcanzan es muy variable
Desde el conocido pisapapeles (18-55) hasta los grandísimos objetivos para “caza mayor” como el 300-500, pasando por los angulares como el 10-24 o el más habitual 70-200.

Solo un apunte… Deberíamos intentar no hacernos con los clásicos objetivos todo terreno.
Como dijo un amigo… Si un objetivo vale para todo, no sirve para nada.

La distribución de lentes que precisan estos objetivos (como el 18-200 o 18-300) es de una gran cantidad de cristales entre el objeto a fotografiar y el sensor, con lo cual perderemos definición y calidad de imagen.

Cierto es que, si nos vamos de vacaciones y la mujer/novia/marido/novio o familiares acompañante no son aficionados a la fotografía, este tipo de lentes nos ayudaran a hacer las fotos (de viaje sin muchas pretensiones) sin pararnos a trastear demasiado. Pero si queremos hacer buenas fotos el material hay que currarselo un poquito.

Igualmente, el deseo oculto de todos los fotógrafos es tener lo de la foto de abajo... Pero paciencia y jugad al Euromillon.
¿Te ha gustado?
Compártelo usando los botoncillos esos de ahí abajo
Un saludo inquietos


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...