sábado, 16 de abril de 2011

La Luna

Todo fotógrafo que se precie ha intentado en alguna ocasión tomar fotos de la Luna. Pero cuando lo intentamos o bien nos sale excesivamente borrosas, porque hay que exponer mucho la imagen, o bien la vemos muy pequeña. Esta bien... es normal. El truco, si es que se le puede llamar así, está en usar, primero de todo, un trípode. No podemos intentar mantener 30" de apertura perfectamente enfocados. ¿Segundo punto? Usar el objetivo más largo que tengamos, ya que nos interesa encuadrar lo más cerca posible. Igualmente habrá que recortar mediante algún programa de edición (Photoshop, Magix... etc). También hay que tener en cuenta que, pese a que la veas perfectamente, el sensor de tu cámara solo percibíra un pequeño punto de luz y no podrá enfocar, así que cambiamos a manual y vamos probando. Y por último, pero no menos importante... Usar el temporizador. Si pulsamos el disparador nosotros, la vibración hara que la foto salga muy borrosa, así que tenemos que evitar el contacto al mínimo (algunas cámaras tienen incorporado el "bloqueo de espejo", si lo tiene es un momento genial para activarlo). Así que ya sabéis, Buscad un buen día, de cuarto menguante o creciente (la luz cae de lado sobre el satélite y "resalta" la orografía) y a disparar.

2 comentarios:

Mab3liya dijo...

Como va el blog??veo que bieeennn ^^

psico master dijo...

El problema es que la luna no esta quieta y tambien se mueve aunque no lo aprecies...pero sabes que hare caso de tus consejos como siempre...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...